miércoles, 24 de agosto de 2011

Chile en Nogada. La historia de México en el máximo platillo de la cocina poblana.

Hablar de un país en donde exista tradición,   sentido de pertenencia e identidad nacional, obligatoriamente conlleva a referirse a México. Su música, su particular acento cantado y su autóctona gastronomía, así son reconocidos en el plano internacional. Una cultura que trasciende. ¿Quién no ha escuchado una ranchera o probado un taco incluso fuera de sus fronteras?

Uno de los platillos más representativos de la práctica autóctona azteca y principalmente poblana,  se llama el Chile en Nogada, cuyo origen de preparación tiene su particular y mágica historia.



Nos trasladamos al restaurante de un concurrido hotel que alberga visitantes nacionales, así como extranjeros que acuden por razones de  negocio o placer,  para indagar un poco más acerca de ésta costumbre culinaria regional y quienes gentilmente nos recibieron, a propósito de llevarse a cabo el mes de ésta comida especial en dicho lugar.

Inmediatamente al ingresar al comedor, se puede apreciar el confort y elegancia en su mobiliario, delicadamente decorado con colores clásicos y plantas ornamentales.



La atención no se queda atrás. La intención sin duda es hacer sentir al cliente  a gusto, con un servicio impecable.



Llega el momento de degustar éste particular guisado que resulta  excéntrico a mi paladar por sus muchos sabores: picante, salado, dulce,  y efecto suave, crujiente y cremoso, todo en el mismo bocado. Difícilmente encontrarás un manjar que provoque tantas sensaciones en su haber. La delicia de la fruta, combinada con el gusto fuerte del chile y el relleno de carne, lo hacen único y exquisito. La presentación merece un gran elogio, tan delicadamente exhibido que no provoca desbaratar su figura,  hasta que probarlo se vuelve inevitable.


En breve entrevista que nos concedió el Gerente de Administración del Restaurante,  el Lic. Luis Ernesto Gómez,  señaló lo siguiente:


-Platíquenos sobre la historia de éste platillo y la importancia que tiene para el Hotel Condado Plaza ofrecerlo a sus consumidores-.

-Básicamente es una tradición en Puebla  que en las fechas de Septiembre se elabore el Chile en Nogada. El Chile en Nogada lo crearon las monjas Agustinas en 1821 por efectos de la consumación de la independencia de la nación.  Ya teniendo los colores de la bandera, decidieron elaborar un platillo para celebrar el santo del próximo emperador de México que iba a ser Agustín de Iturbe. De allí la combinación de colores por la bandera mexicana: el blanco en la nogada, el verde en el chile,  en el perejil  y el rojo en la granada – 

-¿Cuáles son los ingredientes básicos?-

Está compuesto de frutas de temporada lleva nuez de castilla,  plátano macho (plátano en otros países),  pera,  manzana,  leche,  carne de  res  molida y  pasas. 

-¿Por qué su exhibición únicamente en ésta temporada de Agosto y Septiembre?
-Precisamente celebrando las fechas patrias fue que se decidió hacer este platillo con frutas de la época, allí originó la  costumbre. Cada quien hace su propia manera de chile en nogada pero manteniendo la esencia histórica del plato.-

-¿Qué se siente preparar un platillo tan importante para la tradición gastronómica poblana?-
-Para nuestra Mayora (Chef) es un gusto porque es un platillo muy elaborado. No es nada sencillo prepararlo  y pues es parte de las fechas patrias.-

-¿Cuál ha sido la receptividad de éste gourmet típico de la región  ante los visitantes extranjeros?
-Hace como una semana un extranjero  pidió un chile en nogada y no le gustó,  pero si se lo acabó. La combinación de ingredientes hace que tenga un exótico sabor y presentación, porque no es usual, sin embargo,  llama mucho la atención.-

-¿Qué propone a sus comensales, el restaurante del Hotel Condado Plaza en lo que se refiere a la presentación de éste plato, a diferencia de otros lugares?

-La calidad de los productos es muy importante. Usamos las mejores selecciones de ingredientes y las  cantidades necesarias para que la nogada que es lo que le da el sabor  y presentación al  plato quede bien. En sí, el plato se vende con el sabor que tiene que ser.-

-¿Algún ingrediente adicional  a lo que hace tradicional el platillo?

- Nos apegamos a la tradición para respetar ese sabor típico. A lo mejor buscamos incorporar  un poco mas de nuez, almendra, para que agarre el sabor que a nuestro criterio sea el ideal al paladar de los clientes.-

-A su juicio ¿Cree que han variado históricamente los componentes del Chile en Nogada?-
-Imagino que si,  por efecto de ensalzado y  de aderezar el plato, pero la receta que tenemos como original es la que ofrecemos.-

-¿Qué comprende el menú  y por cuánto tiempo permanecerá disponible en el restaurante?

-Nosotros empezamos a mediados de Agosto  y nuestra intención es culminar el último día de Septiembre. El menú Incluye un chile en nogada de muy buen tamaño y una bebida para acompañarlo que puede ser agua de jamaica,  limonada,  naranjada, o  la que bien el cliente prefiera-




Quien imaginaría que la creación de las hermanas monjitas de Santa Mónica para recibir a un victorioso Agustín de Iturbe en agradecimiento por la proeza de haber firmado la independencia mexicana,  trascendería siglos y se calaría en el gusto de generaciones futuras, indistintamente de clase social, que ansían la llegada de éstas fechas para disfrutar del platillo más reconocido de la cocina del Estado de Puebla. Desde una reunión familiar hasta una corporativa,  es pretexto para probarlo. El Hotel Condado Plaza proporciona una alternativa, en donde la tradición se une con el estilo, para todos aquellos residentes de ésta ciudad o visitantes de otras localidades y países.

Déjate llevar por el encantamiento de saborear un pedacito de historia en cada trozo de Chile en Nogada. Vive   la sensación  de comer pera,  manzana,  nueces, almendras, canela, pasas, plátano macho y demás elementos que lo componen, combinado en un guiso exquisito y envuelto en chile poblano capeado, adornado con la crema nogada que representa el blanco de la esperanza, la granada roja  a la sangre derramada por los héroes de la independencia mexicana, así como el chile y el perejil el verde esperanza.

Cultura, leyenda, costumbre, variedad, es posible sentirlo,  revivirlo y  mantenerlo  a través de éste patrimonio culinario charro, que te invita a ser parte de su inmortalidad.


Carmen Helena Aguilar.






domingo, 14 de agosto de 2011

One More Night en Puerto Rico.

Ésta nota es para relatar, mi breve experiencia hace poco más de un año en relación con la actuación de El Reencuentro y las anécdotas que giraron en torno al concierto realizado.en el Choliseo de San Juan,  Puerto Rico, el pasado 5 de junio de 2010.

Más de 365 días han pasado y que hoy desee publicarlo, no es casual. A veces necesitamos inyectarnos de motivación, ante las próximas metas que se nos presentan y éste es personalmente uno de esos momentos, porque  a lo largo de la vida aparecerán constantes y nuevos hechos con propósitos diferentes aunque de igual importancia.

En el 2008, no imaginé que después de tantas décadas podría ver a la agrupación musical que desde los 4 años adopté como mi predilecta. En el 2009 tampoco imaginé que volvería a verlos en concierto y  más increible aún, es que en el 2010 se presentó una nueva oportunidad de apreciar un show de ellos pero desde el país que los vió nacer y el lugar que más añoraba conocer: Puerto Rico, ratificando que es cierto que todo aquello que realmente anheles está a tu alcance, no importa la magnitud de las adversidades, todo es posible si se quiere y se cree.

.El día 05 de Junio, vendría el momento esperado: el concierto, que por los comentarios escuchados, tendría novedades, creándose además la gran expectativa del regreso musical en su tierra natal, dentro del magistral y hermoso Choliseo de Puerto Rico.

Ya en camino, la aventura al Choliseo y la emoción comenzaban a sentirse a medida que nos acercábamos a las entradas de acceso y desde el estacionamiento, se escuchaban las canciones de El Reencuentro, como para calentar motores.

El sector habilitado del recinto, parecía que no se iba a llenar, yo ya comenzaba a armar mi estrategia de escapada hacia una mejor ubicación en el segundo piso, hasta que poco a poco se ocuparon los espacios. A todas éstas, inicia su paticipación en la tarima, un hombre llamado Ignacio Peña. "Vamos a ver que es lo que trae ese señor" , me dije. Mi grata sorpresa: que me encantó su estilo, quedando con entusiasmo de buscar su música  .


No recuerdo la hora exacta, pero no fue precisamente a las 8:30pm que inició el concierto de los muchachos. En  fin, eso que importaba, si lo que venía a continuación borraría cualquier mal genio o coraje por la demora.  Desde mi lugar,podía divisar fanáticas que portaban banderas de diferentes países: Argentina, Perú, Panamá, Ecuador, México, Colombia, Brazil y hasta de Japón, pero sobre todo bien emocionadas y las veía bailar con energía de la buena. Eso me impresionó por el alcance trasnacional  de éstos  artistas con la diversidad cultural  deleitándose directamente en el magno evento. 

Mientras todas tenían su vista fijada en el escenario, nosé por qué a mi se me desviaba la atención para otros lados y es que había razones de regocijarse por doquier: el ambiente, el solenme recinto de gran belleza e importancia  para la isla, la algarabía del público, Puerto Rico, sencillamente, eso. 

¿Qué les puedo decir? Definitivamente no es igual, disfrutar a El Reencuentro en  México, a que en su propia plaza, aunque la añoranza es universal, independientemente del espacio donde se realice, es el ingrediante primoridal para éste tipo de espectáculos. El concepto es distinto, mucho más esplendido, la producción excelente, ajustada a la facilidad que otorga estar en su territorio. Un juego de luces, sonido, más de 13 músicos en escena, efectos especiales, cuerpo de baile y al final pelotas gigantes de plástico, serpentinas, papelillos, cayendo entre los presentes, hombres y mujeres,  que pretendía dejar el sabor de entretenimiento y al mismo tiempo  insatisfacción para pedir la continuación del fenómeno y rechazar el adiós. Menudo, así como, El Reencuentro, se notaba que eran de los boricuas asistentes y viceversa. Más que admiración se trata de identidad nacional.
  


El inció se marcó por un video, que señalaba, los orígenes de la agrupación, desde sus integrantes fundadores, hasta los que estaban allí dándonos el espectaculo, pasando por la adrenalina de las adolescentes admiradoras y los reportajes en las noticias de TV internacional en aquellos tiempos que informaban sobre el fenómeno. La batería y las guitarras comenzando a sonar, anunciaban la inminente salida de los chicos. Y así fue, acompañado, por la explosión de aplausos y gritos de la gente, porque déjenme decirles que habían muchísimos hombres,
iniciaron el primero de los muchos temas con los cuáles nos deleitarían.


-La sorpresa de la noche: La disminución considerable de peso de Ray Reyes que casí se le vió como en los tiempos de 1998 y transmitiéndonos con ésto un mensaje: Nada es imposible, cuando se lucha por lo que se quiere y haya constancia. Su voz, sonó excelente y su carisma fue como siempre indiscutible.

-El momento mágico de la noche: El debut de la canción "Amistad" con un Charlie y un Miguel demostrando con sus abrazos e inspiración, el significado de la letra.
 


-El tema que más me llegó: Cuándo pasará. Porque me identifica mucho.

-La sorpresa que me hizo desbordar de alegría y me puso más que a bailar: El Pavorreal, éxito de José Luis Rodríguez El Puma, en un pequeño homenaje que le hicieron a Venezuela y a otros país como agradecimiento al  apoyo constantemente brindado, recordándome cuánto amo a mi país, a pesar de la distancia.


-Las novedades: El juego de luces, la puesta en escena de tantos músicos e instrumentos, los bailarines y tantas
cosas más, que hicieron que eso no pareciera un concierto, sino una fiesta.

Finalizado el evento, la celebración prosiguió en una actividad en Drumns, con una breve participación de los integrantes, en donde las chicas aprovecharon de saludarlos y fotografiarse con ellos.


El domingo, último día de mi estadía en la más hermosa isla del Caribe fue un día tranquilo, debido a que  abandonaron sus instalaciones, la mayoría de los visitantes que viajaron para el Show, así como integrantes y demás huéspedes que saturaron el Conrad Hotel (suelen embarcar muchas personas a Cruceros desde ese país).


Decidi ir  a la tienda por algo que me faltaba y al esperar el ascensor, coincido con uno los integrantes, Rene Ferrait en compañía de su esposa, quién con su voz hiciera famosa a dos de las más conocidas canciones de ellos "Súbete a mi Moto" y "Quiero ser". Lo felicité  ante la exitosa presentación y le pregunté por qué no llevaban a otras regiones de América el mismo criterio de producción que usaron la noche anterior, en todos sus shows. " Lo que pasa es que mover todas las maquinarias y las cosas, resulta muy costoso, por eso lo hacemos nada más acá, imagínate, si lo lleváramos a otros paises, el costo de los boletos incrementaría y el beneficio mutuo no resultaría" respondió con justa razón. 

 Gracias a ésta magnífica experiencia que  permitió a los  asistentes, olvidarse de la edad adulta,  trasladarse al pasado y a la infancia, vitoreando las canciones de moda  que con la "Menudomanía" fueron famosas en los 70 y 80, porque sin duda alguna, siempre, recordar será vivir.


Carmen Helena.